Mejorando el Tiempo de Respuesta

El éxito en la gestión de una flota de ambulancias se basa en optimizar el uso de los tiempos, de manera objetiva el GRUPO HELP LIFE en base a la experiencia de gestionar más de 1800 vehículos propios en 10 comunidades autónomas diferentes en España desde un Centro Coordinador centralizado, a través del uso de la tecnología actual, esto representa actualmente más del 16% del mercado local de ambulancias, tanto en servicio programado como urgente, lo que convierte a la sociedad matriz en la mayor operadora de ambulancias en España y la tercera en el mundo.

Esta experiencia nos permite presentar una solución integral a un problema y una necesidad de transporte pre hospitalario e intra hospitalario:

  • Gestión del personal. La tripulación de las unidades sobre todo cuando se cubren 24 horas 365 días es compleja ya que la falta de asistencia al trabajo de cualquier trabajador sea cual sea su categoría y por cualquier motivo, genera la paralización del recurso, cosa que en ningún caso se puede dar. Por este motivo se requiere disponer de atención 24 horas por 365 días para la gestión de incidencias y sustituciones.
  • La formación de los profesionales bien sea la formación continua como la de la bolsa de empleo que hay que tener disponible, necesita de una gestión, planificación, formación y evaluación de resultados que difícilmente se puede dar por figuras no profesionales del sector.
  • Los protocolos de actuación deben estar además de elaborados y actualizados diariamente, distribuidos puntualmente. Esto tiene una complejidad importante por la dispersión de los recursos de emergencias.
  • Las ambulancias son unidades operativas que están dispuestas para actuar siempre que un “cerebro” humano y tecnológico las indique a que situación de emergencia se deben desplazar, por donde y hacia donde se dirigen una vez estabilizado el paciente o herido. Para esto es necesaria la coordinación desde un Centro Coordinador dotado del software necesario para ejecutar estas acciones. Software de desarrollo propio, totalmente modulable y adaptable a las necesidades del cliente. El software se encuentra en constante evolución y mejora, cuenta con actualizaciones periódicas, a parte de una evolución del mismo como respuesta a las necesidades del servicio.
  • La gestión logística de las ambulancias. Cada vez que una unidad requiere de mantenimiento es necesario sustituir el recurso para que la unidad quede operativa. Para eso es necesario disponer de un departamento logístico. Además este departamento se encarga de los mantenimientos, reparaciones y sustituciones que diariamente hay que hacer a los vehículos, como cambios de ruedas, combustible, seguros... un conjunto de varios pequeños factores que si no se ofrece una solución ágil y eficaz hace que el recurso se vea detenido.
  • La gestión de los equipos de electromedicina. Mantenimientos y actualizaciones.
  • La gestión de la farmacia para dotar de medicamentos las unidades.
  • Uso de tecnología GPRS a través de una pantalla de transmisión de datos bidireccional, que lleva cada unidad móvil. Permite realizar una supervisión pasiva del servicio, ya que permite reconstruir la ubicación y recorrido asociado al tiempo en que ocurrieron los hechos, esto también ofrece a la central tomar mejores decisiones sobre que vehículo asignar a cada caso ya que se observa en tiempo real la ubicación sobre el mapa.
  • Observación desde la central de manera remota si el vehículo se encuentra con el motor en funcionamiento, las puertas abiertas o los prioritarios (luces y sirenas) encendidos o apagados, etc. Y que guarde relación con el tipo de servicio y la prioridad asignada que viene ejecutando.
  • Ingreso en horario escalonado de las unidades al servicio, que permite en todo momento contar un mínimo de operatividad.
  • Comunicación bidireccional vía mensajes de texto y radio troncalizado, no dependiente de telefonía celular o móvil; a través del embarcado se envían los detalles del caso a atender, evitando pérdida de tiempo en la verbalización y problemas de equívoco al dictar los datos de la atención.